LA CAPILLA FRANCISCANA DEL HOSPITAL DE INDIOS DE LA SANTA CRUZ

La capilla franciscana del hospital de indios de la Santa Cruz

El poblado de Santa Cruz de las Flores está ubicado en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga, dentro del estado de Jalisco, a aproximadamente una hora en automóvil del centro de Guadalajara, entre la carretera Guadalajara-Acatlán de Juárez y el camino a San Isidro Mazatepec. Destaca por ser poseedor de una capilla de hospital perteneciente a la provincia franciscana de Santiago de Jalisco, derivada de las cofradías de la Purísima Concepción, atendido por el convento de San Antonio de Tlajomulco. En esta capilla se pueden observar ejemplos de la mezcla de tradiciones prehispánicas y españolas visibles en algunos elementos ornamentales tequitqui en la fachada de su capilla.

 

Los hospitales y capillas de la Purísima Concepción tuvieron un gran auge durante el siglo XVIII, sin embargo, este tipo de edificaciones patrimoniales han ido desapareciendo o han sido modificadas con el paso del tiempo y sólo quedan algunos testimonios de esta arquitectura, entre ellos se encuentra la capilla de hospital de la Santa Cruz, volviéndolo un elemento arquitectónico importante de la Nueva Galicia que se conserva hasta el día de hoy.

 

Las capillas hospital fueron edificaciones típicas del siglo XV y XVI en Europa que continuaron en el Nuevo Mundo. Durante el siglo XVI, en la Nueva Galicia, se construyeron dos de los conventos más importantes en la provincia Franciscana de Santiago de Jalisco: el convento de San Francisco en Guadalajara y el convento de San Antonio de Tlajomulco. Uno de los objetivos de la orden franciscana, era construir un patrón edificatorio conformado por una capilla y un hospital, en las que se realizarían actividades espirituales y se atendería a los enfermos. Estas estarían dedicadas a la Virgen de la Purísima Concepción y se denominarían capillas de hospital, administradas por algún convento franciscano. El convento de San Antonio de Tlajomulco se ocuparía de la capilla de Santa Cruz.

Después de la fundación del convento de San Antonio de Tlajomulco en 1551, entre los años de 1562 y 1563, Fray Antonio de Paraleja, en coordinación con el indio cacique don Pedro de Maraver, reunieron a varias familias indígenas cocas para erigir el pueblo de la “Santa Cruz Xuchitlán” (Xuchitlán significa lugar de las flores). Su primera fundación se dio en el año de 1559, en lo que hoy se conoce como Cruz Vieja, a aproximadamente 5 km al poniente de Santa Cruz de las Flores. Fue hasta 1594 que Fray Juan López, trasladó a los habitantes de Santa Cruz al valle de Xuchitlán, al estar convencido de la abundancia de agua y de terrenos fértiles para cultivo, siendo esta su segunda y última fundación. Posteriormente, su nombre cambió a Santa Cruz de las Flores.

La reubicación del poblado benefició la evangelización debido a que la conexión con el convento de San Antonio se acortó a una legua y media. En esta nueva ubicación, Fray Juan López trazó las calles de forma reticular, dejando un espacio en el centro para la construcción de un hospital y una capilla, para después repartir solares a los naturales. Esta capilla hospital aún existe, y podemos verla en Santa Cruz de las Flores como uno de los elementos históricos principales del poblado, junto con la parroquia de Nuestra Señora de la Soledad y la Estación Flores Tlajomulco.

 

En 1594, comenzó la construcción del hospital de indios con piedra y adobe, terminándose 118 años después, el 2 de mayo de 1712, siendo retrasada su edificación por una gran peste. A este hospital, actualmente se le conoce como la capilla franciscana del hospital de indios de la Santa Cruz. Es una edificación con elementos de origen prehispánico, árabe y renacentista y es considerada como un ejemplo de arquitectura hospitalaria con una composición creativa y armónica.

 

En la fachada, destacan tres arcadas de ingreso con un motivo distinto en cada una: flores, rosetones y águilas, así como de tres ventanas corales en el segundo cuerpo que corresponden a cada una, enmarcadas las laterales por columnas salomónicas. La ornamentación de la fachada es orgánica, rica en flores, ángeles y lacerías. Su remate mixtilíneo finaliza con una hornacina con la imagen de la Purísima Concepción. La torre, del lado izquierdo, fue construida posteriormente, hasta 1712, y se compone por tres cuerpos, el primero y el segundo de planta cuadrangular y el tercero octagonal que remata con una media naranja.

Imagen 1. Isométrico y planta de la capilla de Santa Cruz de las Flores. Fuente: José Alfredo Alcántar Gutiérrez, Capillas de Hospital en Jalisco. (México: Universidad de Guadalajara, 2016).

Fuentes Bibliográficas

José Alfredo Alcántar Gutiérrez, Capillas de Hospital en Jalisco. (México: Universidad de Guadalajara, 2016).

José Chávez García. Breve historia de Santa Cruz Xuchitlán. Tríptico informativo.

Perdido y sin sombra «Santa Cruz de las Flores (Tlajomulco de Zuñiga)» Acceso el 13 de noviembre del 2019. https://quercus-robur.blogspot.com/2011/01/puebleando-biene-de-pueblear-santa-cruz.html